Consejos para reducir el consumo de agua en el baño

Consejos para ahorrar agua en el baño: bañera o ducha

Cada vez estamos más concienciados con el cuidado del medioambiente. Un valor en alza en el que cuenta cada gesto, por mínimo que sea, de nuestra vida cotidiana. También en el hogar. ¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo de agua que empleamos cada vez que nos bañamos? La pregunta que nos hacemos es ¿cómo ahorramos más agua en la bañera o en la ducha? Con la bañera se estima que empleamos cerca de 200 litros de agua. Con la ducha gastamos entre 8 y 15 litros por minuto, por lo que con una ducha estándar de 10 minutos consumimos la mitad de agua que en la bañera. Podemos seguir pequeños gestos que disminuyan considerablemente el derroche de agua en el baño. Te los contamos a continuación.

Ducha mejor que bañera. Desde el punto de vista del medioambiente, es mejor utilizar la ducha porque se consume menos agua. No significa que la bañera esté desterrada para siempre, sino que podemos restringir su uso para ocasiones especiales, conscientes de que para bañar a los peques es más cómoda. En este caso, nuestro consejo es que a medida que se van haciendo mayores utilices ese tiempo para concienciarles y explicarles lo importante que es ahorrar agua para cuidar el medio ambiente.

El grifo, mejor cerrado. Lo primero y muy necesario es tomar conciencia del agua que se desperdicia en gestos cotidianos. Un ejemplo de ello es mientras te enjabonas. Este caudal nos pasa desapercibido pero la realidad es que se pierde directamente y supone un porcentaje muy elevado del empleado mientras nos duchamos.

Ducha corta. No significa que tengas que cronometrar el tiempo que empleas sino de que a través de algunos hábitos dejes atrás el derroche. Entendemos que después de un duro día de trabajo lo que más apetece es relajarse mediante una ducha, o incluso damos fe de que es la mejor manera de empezar el día. Pero tras leer este artículo y si tomas conciencia te darás cuenta de que seguirá siendo relajante, refrescante, placentera… incluso aunque dure pocos minutos. Sólo es cuestión de acostumbrarse.

Reductores. Por último y no menos importante es que sepas que el mercado ofrece un variado abanico de productos que puede ayudarte a disminuir el consumo de agua en la ducha. Nos referimos a los cabezales, perlizadores o reductores de caudal, entre otros. Con estos ahorradores, que pueden instalarse en bañera o ducha, el agua sale acompañado de aire, por lo que la sensación de cantidad de agua es la misma, pero consume mucho menos. Prueba y verás cómo notas que el consumo disminuye.

Más barato. No hemos comentado nada del ahorro económico que conseguirás siguiendo estos sencillos gestos e intentando que el resto de la familia se conciencia de una vez por todas. A esto es necesario sumarle el consumo de energía necesario para calentar el agua extra que supone llenar la bañera. De esta manera, además de cuidar el medioambiente estaremos aportando un granito de arena a la economía familiar. ¿Qué más se puede pedir?

Si estás pensando en cambiar la bañera por un moderno plato de ducha antideslizante y una mampara de diseño, puedes contactar con nosotros sin compromiso. Somos especialistas en cambio de bañera por ducha sin obras, en menos de 8 horas. Llámanos al teléfono 900113011 (llamada gratuita) o escríbenos a presupuestos@duchakit.com

Más información: www.duchakit.com

Comments are closed.