Griferías de ducha termostáticas para baño | Duchakit ®
16742
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16742,bridge-core-2.0.9,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-19.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Griferías termostáticas

Griferías termostáticas Tres

Confort y comodidad de uso

El agua siempre sale a temperatura constante, aunque se abra o cierre el grifo o varíe el caudal.

Ahorro en el consumo de agua

Alcanza la temperatura deseada con mayor rapidez y logra ahorrar hasta un 40% de agua en la ducha.

Seguridad ante quemaduras

El tope de seguridad a 38ºC evita quemaduras accidentales en hogares con niños o ancianos.

Precisión en la temperatura

El gran ángulo de giro del mando permite lograr la temperatura deseada con una mayor exactitud.

Resistente y fácil de limpiar

El acabado cromado hace que el grifo sea muy fácil de limpiar y muy resistente al desgaste y la erosión.

Diseño atractivo y funcional

El diseño moderno y funcional de la grifería se adapta a la perfección a todo tipo de baños

¿CÓMO FUNCIONA UN GRIFO TERMOSTÁTICO?

Las griferías termostáticas disponen de dos mandos con funciones diferentes: uno para el caudal y otro para la temperatura del agua. Con el mando del caudal se gradúa la cantidad de agua que sale por el grifo y el otro permite seleccionar la temperatura exacta a la que deseamos el agua.

Las griferías termostáticas permiten limitar la temperatura máxima del agua. Dispone de un tope de seguridad que por defecto se activa a los 37º ó 38ª, de modo que, si se desea el agua más caliente, debe presionarse un botón y seguir girando el mando. En caso de corte accidental del agua fría se produce una obturación automática que impide el flujo del agua caliente.

¿QUIERES CAMBIAR TU BAÑERA POR DUCHA?